Carta mensual

El párroco envía una carta mensual de agradecimiento y con una reflexión para el mes en curso a cada uno de los integrantes de la Red de Amigos. 

Un saludo de gracia y paz

Querido amigo, con la alegría de seguir “Construyendo Iglesia Juntos”, quiero enviarte mi saludo para acompañarte en este camino cuaresmal, y ya próximo para vivir, con tu familia, la primera Semana Santa de nuestra Parroquia Santa Laura Montoya.

Recordemos que el papa Francisco nos dice que vivir la Semana Santa siguiendo a Jesús quiere decir aprender a salir de nosotros mismos, ir al encuentro de los otros, ir a la periferia, ser los primeros en movernos hacia nuestros hermanos, sobre todo hacia los que están más lejos, aquellos que están olvidados, aquellos que necesitan comprensión, consuelo y ayuda. Es así que el Papa nos señala el camino a seguir para sacar mayor fruto de esta gran fiesta.

Por otro lado, quiero motivarte a vivir esta Cuaresma con las prácticas reparadoras de nuestros pecados. Acciones claves que la Iglesia nos invita a cumplir durante este tiempo, esperando que nos siga por el resto del tiempo.

La primera de ellas es la limosna u ofrenda: esta acción nos ayuda a descubrir que el otro es también un ser humano y que necesita de nuestra ayuda. Hago eco del papa Francisco, y lo convierto en mi oración, cuando dice que desearía que la ofrenda se convierta en un auténtico estilo de vida, pues cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, él, que no se deja ganar por nadie en generosidad?

Por último, el ayuno, hace que bajemos nuestra violencia, que restemos la guardia de la desconfianza, y nos impulsa a crecer como seres humanos. El ayuno nos despierta y nos hace más atentos a Dios y al prójimo y hace que la voluntad de obedecer a  Dios cada día sea más fuerte. Ánimo y que la vivencia te haga una persona más santa.

Te envío el Pan de la Palabra y un detalle para que te sirva de herramienta para la reflexión en la Semana Mayor. Te acompaño con mi oración, y espero que ores por mí, por mi ministerio.

Dios te siga bendiciendo, y que Santa Laura siga intercediendo por ti y por tu familia.

Cordialmente,

Padre Arnoby Álvarez Charry, Párroco